gruposanguineos3a

 

LA ALIMENTACIÓN

SEGÚN LOS GRUPOS SANGUÍNEOS (III)   

 

GRUPO 0: EL CAZADOR - RECOLECTOR 

 

“Los individuos del tipo 0 conservan en su organismo, y particularmente en su sistema digestivo, la memoria de tiempos primitivos y prosperan con la proteína animal y con el ejercicio físico intenso”.

El grupo 0 es el más antiguo de todos los grupos sanguíneos y su aparición se remonta a la del hombre de Cromagnon, 40.000 años a.C. Fue durante la época de este antepasado primitivo que la especie humana se convirtió en el predador más peligroso de la Tierra al llegar a la cúspide de la cadena alimenticia. Cazador diestro que se alimentaba de sus presas, puesto que de ello dependía su supervivencia, y capaz de fabricar sus propias armas y herramientas, el hombre de Cromagnon perdió el temor a sus rivales animales y alcanzó su máxima expresión.

Con estos antecedentes los individuos del tipo 0 conservan en su organismo, y particularmente en su sistema digestivo, la memoria de tiempos primitivos y prosperan con la proteína animal- su alimentación base de aquel entonces- y con el ejercicio físico intenso, puesto que tenían que perseguir y matar para poder comer. Estos dos factores, la dieta hiperproteica rica en grasas y pobre en hidratos de carbono, y la constante actividad física, mantuvieron el metabolismo del humano primitivo en un estado de cetosis, es decir, no obtenía la energía por la combustión de azúcares sino de grasas. Esta memoria histórica hace que el estrés en el grupo sanguíneo 0 vaya directamente a los músculos lo que le permite volver a ese estado cetónico y quemar fácilmente las grasas, por lo que si la persona con este tipo de sangre quiere perder peso deberá plantearse muy seriamente incluir en su vida cotidiana un programa de ejercicio físico.

En general las personas del tipo 0 pueden comer carnes y pescado a menudo sin problemas digestivos ya que su estómago suele tener un alto contenido de ácido lo que les permite la perfecta metabolización de estos alimentos. A pesar de ello debe evitar el abuso de la proteína animal equilibrando su dieta con frutas y verduras para que no se produzca una acidificación excesiva que podría provocar úlceras y otros problemas derivados de la irritación de las paredes estomacales.

Entre los distintos tipos de carne se aconsejan, entre otros, la de cordero y ternera, y se suprimirán las de cerdo y el jamón. Respecto al pescado, mejor los grasos de agua fría. En la dieta del grupo 0 pueden incluirse también la mayoría de los frutos de mar al ser una excelente fuente de yodo que regula la función de la glándula tiroides, que por lo general en este grupo tiene tendencia a niveles bajos.

A los individuos del grupo 0 los productos lácteos y los cereales no les resultan tan beneficiosos como a las personas de otros tipos sanguíneos puesto que su sistema y metabolismo no están adaptados a ellos y esto les provoca problemas a la hora de digerirlos. La lectinas de los cereales interfieren en la asimilación de los alimentos, que necesitan así más tiempo para convertirse en energía y se almacenan en forma de grasa. La constitución genética del tipo 0 no está adaptada para el consumo de granos ni de legumbres, salvo algunas excepciones. Por el contrario tolera muy bien los aceites, principalmente el de oliva, y determinados frutos secos y semillas que le ofrecen una buena fuente de proteína vegetal suplementaria. Aún así se aconseja masticarlos bien a fin de evitar problemas digestivos.

Por lo que respecta a frutas y verduras si bien el grupo sanguíneo 0 tiene una lista a su disposición no puede comerlas todas de forma indiscriminada. Hay que recordar una vez más que el tracto digestivo de las personas de este grupo tiene un alto índice de acidez por lo que se necesita de alimentos alcalinos para mantener el equilibrio si quiere evitar úlceras y problemas estomacales. Sin embargo no todas las frutas alcalinas son aconsejables y beneficiosas para los 0 y se recomiendan especialmente las frutas moradas.

En cuanto a los vegetales estos individuos han de tener cuidado con algunos integrantes de la familia de las crucíferas, como la col y la coliflor, puesto que pueden dificultar la función de la glándula tiroidea, algo deficiente en el grupo 0 como ya hemos mencionado.

Este tipo de sangre debería anteponer los zumos vegetales a los de frutas debido a su acción alcalina y evitar los que tengan alto contenido de azúcar. Las especias que sean ricas en yodo, como la sal yodada, y algunos tipos de algas marinas pueden favorecer al grupo 0 puesto que a la vez que estimula su tiroides contrarrestan la hiperacidez de su estómago.

Finalmente destacar que los condimentos, tipo mostaza o mahonesa, y las bebidas en general no son dos campos en los que las personas del grupo sanguíneo 0 tengan mucho donde elegir. 

Rosa Maria Canas ©2015